NECESITAMOS DISCIPLINA SÓLO AL COMIENZO DE UNA TAREA

Parece mentira pero sólo necesitamos disciplina al principio. Cuando estamos ante una nueva tarea necesitamos disciplina para empezar a hacerla, en vez de aparcarla y tomar otra que nos sea más agradable o fácil de realizar.
Un día cuando me desperté, llovía y hacía bastante frío. Por otra parte era normal, estábamos en invierno. Como todos los días, tenía previsto hacer mi recorrido de una hora andando antes de empezar mi jornada laboral. Antes de salir de casa me pregunté si de verdad me apetecía mojarme y pasar frío. Leer más

POR QUÉ LE LLAMAN AMOR CUANDO QUIEREN DECIR SEXO

Por qué le llaman amor, cuando quieren decir sexo. Éste es el título de una película, pero no voy a hablar de cine, ni de amor, ni de sexo, voy a hablar de productividad.
Por qué le llamamos “Gestión efectiva del tiempo”, a unas técnicas de productividad que parecen que están todavía en boga, o al menos en boca de algunos, cuando es una falacia y sin duda sus técnicas están obsoletas. Leer más

¿QUÉ RESULTADOS QUEREMOS OBTENER, SOMOS REACTIVOS O PROACTIVOS?

La forma de reaccionar de muchas personas en el trabajo y en su vida particular es reactiva, es decir, ante cualquier imprevisto reacciona ante la situación, en vez de ante el resultado. Gráficamente lo podríamos expresar como:

situación –> reacción  –> resultado

Esto evidencia un hábito que ha muchos de nosotros nos hace perder grandes oportunidades. Nuestra reacción a una situación da lugar a un resultado improductivo. Leer más

LA PROCRASTINACIÓN. ¿ANALIZAMOS SI NOS OCURRE?

Ahora que sabemos qué es la procrastinación y las causas por las que se produce, la siguiente pregunta es: ¿la practicamos? En la fila de los procrastinadores, ¿por dónde estamos?, ¿somos expertos mareadores de perdices o tenemos la palabra “mañana” tatuada en la frente. Leer más

¿EL TRABAJO ES UN MARATÓN O UN SPRINT CONTINUO?

La mayoría de nosotros no vamos a trabajar sólo veinte minutos, tan rápido como podamos, para luego descansar hasta el próximo sprint, sino que nos levantamos temprano para ir a la oficina, trabajamos intensamente durante ocho, diez o doce horas y volvemos después a casa para, si tenemos tiempo y ganas, cumplir con nuestras obligaciones personales y a veces, para seguir trabajando, antes de irnos a dormir y empezar el círculo de nuevo. Leer más