Entradas

El estrés tecnológico o cómo nos complicamos la vida de manera absurda

Te acaba de sonar el despertador en el teléfono móvil. Como cada mañana, lo coges para apagarlo y observas, con consternación, el icono que representa la bandeja de entrada de tu correo electrónico. Aunque ya deberías estar acostumbrado, no deja de desesperarte el hecho de que el número de mensajes haya crecido, desde que, anoche, miraste por última vez el teléfono. Leer más

La productividad se basa en hábitos; unas claves para lograr la constancia necesaria en adquirirlos o modificarlos

Que la productividad y los hábitos van estrechamente relacionados no creo que a estas alturas suene a novedad. Las técnicas o los pasos que hay que aprender para practicar un método de productividad, en cualquier caso, son muy sencillos.

La verdadera dificultad radica en adquirir los hábitos necesarios que automaticen la conducta de una persona ante determinados estímulos porque, si lo consigue, podrá transitar por un buen y productivo camino, ése que le facultará para gestionar correctamente su trabajo e, incluso, su vida. Leer más

Por qué debemos confeccionar listas de tareas

¿Son las listas de tareas algo imprescindible para mejorar la productividad y poder trabajar sin estrés?

Esta pregunta deberían hacérsela todas aquellas personas que, sintiendo algún tipo de inquietud en este sentido,  o buscando dar un giro a una situación que les aboca a estrellarse todos los días contra compromisos que llegan y no controlan, comprenden que es necesario cambiar,  y no  simplemente para mejorar resultados, sino también para  dar una solución real y definitiva a su forma de gestionar el trabajo, no en balde  han caído en la cuenta de que tanto su salud como sus relaciones personales y profesionales  empiezan a correr, ya, cierto peligro.

La respuesta a esta pregunta, por lo tanto, debería ser un “sí” rotundo, no tanto por la cantidad y calidad de elementos que contenga esa posible lista, sino por las consecuencias favorables que acarrea su confección, tanto para nuestra psique, como para que podamos elegir con éxito nuestra próxima tarea. Leer más

Cuando los hábitos nos impiden trabajar bien y dar lo mejor de nosotros mismos

Toda nuestra vida, seamos conscientes de ello o no, no es sino una amalgama de hábitos de diversa naturaleza que, de un modo u otro influyen en nuestra persona a diferentes niveles: algunos lo hacen sobre nuestros propios actos, otros llegan a interferir en nuestras emociones e, incluso, lo hacen en nuestro intelecto. Los tenemos sistemáticamente organizados para bien o para mal y, queramos a no, nos conducen irresistiblemente hacia nuestro destino, sea éste el que fuere.

Aristóteles ya decía, que los hábitos eran lo más importante de la personalidad de los humanos. Afirmaba que las conductas que suceden de manera inconsciente son la mejor prueba de nuestro propio y verdadero “yo”. Y así es, es la evidencia que no se puede disimular u ocultar y que refleja, sin artificios ni maquillaje, lo que de verdad somos. Leer más

Los hábitos y su influencia sobre las personas

Hay muchas personas no conscientes de que la mayoría de las cosas que hacen a lo largo del día son consecuencia de los hábitos que dominan su vida.

La mayor parte de las decisiones que tomamos acerca de los actos que realizamos a diario, nos pueden parecer el resultado natural, ya que los humanos somos “animales racionales”, del consciente, razonado y constante modo de reflexionar que usamos en nuestra toma de decisiones. Sin embargo, esto no es así.

Muchas de nuestros actos son, en realidad,  consecuencia de hábitos inconscientes. Y aunque pensemos que cada uno de ellos, si los analizamos aislada e independientemente, puede que no veamos la importancia que tienen sobre nuestra manera de actuar, si los relacionamos con el resto de hábitos y cosas que hacemos. Leer más