Entradas

8 formas de no rendirte antes de alcanzar tus metas

Uno de los aspectos más importantes para conseguir tus objetivos tiene que ver con la capacidad de focalizarte en ellos y de mantener ese enfoque hasta que, al final, consigas los resultados esperados. Otro aspecto, también muy importante, tiene que ver con tu capacidad para superar o esquivar el miedo que te pueda producir el supuesto fracaso, en el caso de que no sepas encontrar el camino que debes recorrer para lograr los objetivos marcados.

Para que te sea más fácil no perderte en el intento, te recomiendo que sigas las siguientes sugerencias: Leer más

Trabajar duro y sin descanso es muy poco productivo

Hay muchas personas que piensan que el trabajo duro y sin descanso es la clave del éxito y, aunque esto que voy a afirmar pueda sonar mal, en mi opinión, esta es una idea o una creencia completamente absurda y trasnochada. Trabajar duro y sin descanso tiene muy poco que ver con el éxito y menos aún con la productividad. Leer más

¿Tienes dificultades para lograr tus objetivos, tus metas o tus deseos?

Muchos profesionales pasan todos los días, en su trabajo, tratando de cumplir o alcanzar ciertos objetivos que han sido fijados para un plazo determinado. Así como también hay muchas personas que, en su vida personal, se proponen alcanzar ciertos logros.

Con independencia de que nos refiramos al ámbito profesional o al particular de cada uno, la realidad es que, en muchas ocasiones, y a pesar de poner todo el empeño para lograr alcanzar los hitos propuestos, las personas se quedan a medio camino o encuentran dificultades para conseguir cumplirlos. Leer más

Cambiar o rendirte ante el estrés y el descontrol que te provoca tu trabajo

Muchas personas me comentan lo mismo: están estresados por el descontrol que sienten ante el exceso de trabajo al que, prácticamente a diario, se tienen que enfrentar, pero no saben qué hacer para solucionar su problema. Unas me cuentan que nunca han intentado hacer nada al respecto, otras me dicen que han probado ciertas técnicas —algunas de las cuales me parecen, incluso, poco prácticas y poco realistas—, pero me confiesan que, aun así, no han dado con una buena solución a su problema. Leer más

El perfeccionismo y la productividad, ¿dos enemigos irreconciliables?

En principio, no hay nada malo en querer hacer las cosas lo mejor posible; es más, pienso que esta idea se debería considerar una obligación, porque trabajar bien y procurar ser productivo debería estar, como objetivo a alcanzar, en la mente de cualquier profesional.

Sin embargo, si puede que con frecuencia sientas la sensación de que lo que haces nunca está lo suficientemente bien, o que te cuesta estar satisfecho del todo con las cosas que haces, o si te percatas de que con frecuencia tardas demasiado en entregar trabajos o proyectos porque no acabas de estar satisfecho con el resultado al que has llegado y te empeñas en mejorarlo más y más, probablemente tengas un problema. Leer más