Entradas

El perfeccionismo y la productividad, ¿dos enemigos irreconciliables?

En principio, no hay nada malo en querer hacer las cosas lo mejor posible; es más, pienso que esta idea se debería considerar una obligación, porque trabajar bien y procurar ser productivo debería estar, como objetivo a alcanzar, en la mente de cualquier profesional.

Sin embargo, si puede que con frecuencia sientas la sensación de que lo que haces nunca está lo suficientemente bien, o que te cuesta estar satisfecho del todo con las cosas que haces, o si te percatas de que con frecuencia tardas demasiado en entregar trabajos o proyectos porque no acabas de estar satisfecho con el resultado al que has llegado y te empeñas en mejorarlo más y más, probablemente tengas un problema. Leer más

Me está sonando el móvil; discúlpame un segundo, te atiendo enseguida

Mi último artículo publicado en este blog se tituló “El estrés tecnológico o cómo nos complicamos la vida de manera absurda” y puedes leerlo, si no lo has hecho ya, en este enlace. Pues bien, el post ha tenido mucha difusión en las distintas redes sociales en las que habitualmente interactúo y, reiteradamente, los lectores me han mostrado su conformidad y apoyo a lo que planteaba en ese artículo.

Por tanto, con esta nueva publicación nuevo quiero continuar desgranado algunas ideas sobre cómo nos lleva a actuar la tecnología y, además, las secuelas a que nos arriesgamos al relacionarnos con ella. Leer más

Las tareas que realizas en tu trabajo, ¿tienen alguna relevancia para tus prioridades?

Conozco a muchos profesionales que son capaces de llevar a cabo, cada día, muchas tareas. Personas que trabajan muy duro, que pasan toda su jornada quitándose cosas de encima, que hacen, hacen y hacen pero que, cuando realmente se paran a pensar sobre la importancia de las tareas que han llevado a cabo, se dan cuenta de que la mayoría no son relevantes para sus prioridades.

Estas personas terminan muchos días con la extraña sensación de que han pasado gran cantidad de horas trabajando, y de que lo han hecho sin parar. Y, sin embargo, les queda la impresión del vacío interior que ocasiona haber pasado esas horas de su trabajo sin atender lo que realmente debería de haber sido atendido. Leer más

Seminario ¡Controla mejor tu día! Técnicas para mejorar la efectividad y productividad en tu puesto de trabajo

Introducción

Diversos estudios realizados sobre cómo gestionan su trabajo los directivos y profesionales en España señalan que la eficacia puntúa sensiblemente por debajo de sus homólogos europeos o norteamericanos. Se trabaja más horas, pero no se consigue una traducción en incrementos de productividad.

Por esta razón, es de vital importancia realizar una formación específica y adaptada a las necesidades de las empresas en esta área competencial, que ayude a la propia empresa y sus profesionales y directivos a incrementar la productividad y ser más competitivos. Leer más

La tranquilidad y la serenidad, dos aspectos importantes en el trabajo

Una persona tranquila y serena, mientras trabaja, muy probablemente no se tome como razones para agobiarse los problemas que le puedan presentar sus clientes, proveedores, compañeros o jefes. Por el contrario, aprovechará cada una de estas situaciones, negativas según otras personas, para analizarlas con la calma y serenidad y tratar de resolverlas del modo más satisfactorio. También aprovechará cada nueva situación para aprender, acumular experiencia, crecer, desarrollarse como profesional y, seguramente, también como persona. Leer más