Entradas

El trabajador del conocimiento, ¿es un buen trabajador o lo tiene muy difícil para serlo?

¿Qué pasa con el trabajo, y valga la redundancia, del trabajador del conocimiento?, ¿lo hace bien?, ¿su productividad y eficacia son buenas?, ¿podría conseguir más cosas?

Tampoco es cuestión de enfrascarnos en demasiadas preguntas. La realidad, triste realidad, es que en muchos casos, el trabajo del trabajador del conocimiento se podría mejorar sustancialmente y esto, en definitiva,  tiene mucho que ver con resultados; con los suyos y con los de su empresa. Leer más

La multitarea: ¿la sufres?, ¿cómo afecta a tu salud y productividad?

 

“Un hombre capaz de conducir de forma segura mientras besa a una joven hermosa, simplemente, no presta al beso la atención que se merece”. (Cita atribuida a Albert Einstein).

Recientemente, participé en un debate  en una red social, en el que dos corrientes opinábamos sobre la multitarea.  Una de ellas afirmaba que era una cualidad muy demandada por las empresas hoy en día, dado el entorno complejo y cambiante en que desarrolla su labor el trabajador del conocimiento. Se refería a la capacidad que tiene una persona para hacer trabajos de diferentes tipos. Es decir, valoraba el hecho de tener diferentes competencias y habilidades y, saberlas aplicar correctamente en su trabajo. Leer más

¿Escuchas música mientras trabajas?, ¿te ayuda o te distrae?

En más de una ocasión cuando imparto formación o seminarios de GTD o productividad personal, me han hecho la misma pregunta. ¿Puedo usar auriculares para escuchar música para de esta manera desconectarme de mi entorno y trabajar con menos distracciones y de forma más productiva? Leer más

La actitud de muchas empresas; como las vacas mirando pasar el tren

La semana pasada publiqué un artículo titulado: “El e-mail, las interrupciones, las reuniones. ¿Pero cuándo trabajamos?”. Este quiere ser una continuación de las reflexiones que en este artículo realizaba. Leer más

La colaboración con los demás nos absorbe mucho tiempo

Hace poco un cliente me llamó para pedirme consejo: Me roban un montón de tiempo, tengo reuniones todos los días, incluso en muchas ocasiones varias al día, me asaltan continuamente compañeros con sus dudas… Ya no puedo más, la única manera de sacar mis cosas adelante es venir a trabajar un par de horas antes  y salir más tarde de lo habitual de la oficina.

Cómo me sonaban estas palabras. El problema de mi cliente era que le habían ascendido y con el ascenso venía incluido estas responsabilidades.

Éste no es un caso aislado, es muy habitual hoy en día, no hay seminario, no hay formación, donde no salga a relucir este tema. Todo el mundo anda desbordado. Leer más