Entradas

El perfeccionismo y la productividad, ¿dos enemigos irreconciliables?

En principio, no hay nada malo en querer hacer las cosas lo mejor posible; es más, pienso que esta idea se debería considerar una obligación, porque trabajar bien y procurar ser productivo debería estar, como objetivo a alcanzar, en la mente de cualquier profesional.

Sin embargo, si puede que con frecuencia sientas la sensación de que lo que haces nunca está lo suficientemente bien, o que te cuesta estar satisfecho del todo con las cosas que haces, o si te percatas de que con frecuencia tardas demasiado en entregar trabajos o proyectos porque no acabas de estar satisfecho con el resultado al que has llegado y te empeñas en mejorarlo más y más, probablemente tengas un problema. Leer más

Me está sonando el móvil; discúlpame un segundo, te atiendo enseguida

Mi último artículo publicado en este blog se tituló “El estrés tecnológico o cómo nos complicamos la vida de manera absurda” y puedes leerlo, si no lo has hecho ya, en este enlace. Pues bien, el post ha tenido mucha difusión en las distintas redes sociales en las que habitualmente interactúo y, reiteradamente, los lectores me han mostrado su conformidad y apoyo a lo que planteaba en ese artículo.

Por tanto, con esta nueva publicación nuevo quiero continuar desgranado algunas ideas sobre cómo nos lleva a actuar la tecnología y, además, las secuelas a que nos arriesgamos al relacionarnos con ella. Leer más

Seminario ¡Controla mejor tu día! Técnicas para mejorar la efectividad y productividad en tu puesto de trabajo

Introducción

Diversos estudios realizados sobre cómo gestionan su trabajo los directivos y profesionales en España señalan que la eficacia puntúa sensiblemente por debajo de sus homólogos europeos o norteamericanos. Se trabaja más horas, pero no se consigue una traducción en incrementos de productividad.

Por esta razón, es de vital importancia realizar una formación específica y adaptada a las necesidades de las empresas en esta área competencial, que ayude a la propia empresa y sus profesionales y directivos a incrementar la productividad y ser más competitivos. Leer más

Trabajar en exceso: una mala decisión para tu productividad

El trabajo, al ser una actividad que demanda esfuerzo tanto físico como mental, requiere de un necesario descanso reparador que permita recuperar las fuerzas invertidas en él. La falta de reposo e, incluso, la falta de ocio, acaban afectando a cualquiera y, como consecuencia, terminarán perjudicando su productividad y resultados. Leer más

Los profesionales pasan gran parte de su trabajo en modo multitarea, y eso perjudica su productividad

Dejar el móvil encendido encima de la mesa o tener el gestor del correo electrónico abierto durante el trabajo puede ser muy malo para tu productividad o para la de cualquier profesional. Estos elementos, así como algunos otros, tienen la capacidad de distraer a cualquiera. Cuando esto te ocurra tu cerebro pasará de una tarea a otra sin descanso, lo que acabará repercutiendo negativamente en tu trabajo. Leer más