Entradas

La productividad se basa en hábitos; unas claves para lograr la constancia necesaria en adquirirlos o modificarlos

Que la productividad y los hábitos van estrechamente relacionados no creo que a estas alturas suene a novedad. Las técnicas o los pasos que hay que aprender para practicar un método de productividad, en cualquier caso, son muy sencillos.

La verdadera dificultad radica en adquirir los hábitos necesarios que automaticen la conducta de una persona ante determinados estímulos porque, si lo consigue, podrá transitar por un buen y productivo camino, ése que le facultará para gestionar correctamente su trabajo e, incluso, su vida. Leer más

Por qué no somos tan productivos como nos gusta creer

Seguro que consideras que eres un buen profesional y, desde luego, es fácil que así sea. No tengo ninguna duda de que tus capacidades y tus competencias son las adecuadas y, tal vez, más que suficientes para el puesto de trabajo que ocupas, pero, ¿son tus resultados y tu productividad los que deseas?

Estoy seguro de que trabajas muy duro, de que dentro de tu cabeza ronda siempre la idea de hacer más; te gustaría poder resolver más rápidamente las cosas pendientes de hacer, y tampoco tengo duda de que, a menudo, te quedas haciendo horas extras para poder reducir tu excesiva carga de trabajo, pero, ¿piensas que todo esto significa realmente que tu productividad esté siendo la adecuada? Leer más

¿Tienes muchos problemas que resolver en tu trabajo, o tu problema es gestionarlos bien?

Tener problemas que resolver constantemente en tu trabajo no es algo extraño; es más, se podría decir que es la norma que, casi, impera hoy en día, en cualquier puesto de trabajo. Si te das cuenta de que el trabajo se te acumula y de que sientes que no puedes con todo, tal vez no se trate de que tengas muchos problemas sino de que, en realidad, tienes tan solo un problema; gestionar bien tu trabajo.

Cuando eres consciente de que el trabajo se te está acumulando porque no puedes dar salida a todo lo que te entra cada día, deberías preguntarte si el problema radica en tu propio trabajo o si, tal vez, deberías buscar su origen desde otro punto de vista. Leer más

Debemos aprender a decir “no” para calmar nuestra vida y mejorar nuestra productividad

Saber decir que no a los demás y, así, poder fijar tus propios límites no resulta fácil, aunque sea algo fundamental para tu vida y para mejorar tu productividad. Sí, ya sé que es muy probable que hacerlo te ocasione ansiedad, malestar e, incluso, cierta sensación de estar defraudando a los demás e incumpliendo sus expectativas, pero deberás aprender a hacerlo si quieres mejorar tu efectividad. Te aseguro que, aunque te cueste creerlo, tus relaciones personales mejorarán y, sin duda, te sentirás mejor interiormente. Leer más

La productividad te debe llevar a elegir bien tu tarea, y esto a empezarla, hacerla y terminarla

Se podría solucionar, en gran parte, el problema de productividad de muchos profesionales tan solo a través de un par de ideas, aunque solo representen un análisis parcial del tema y de la dificultad con la que aquellos se encuentran cada en día. Para ello, sería necesario adquirir los hábitos necesarios para conseguir, en cada momento, en primer lugar una acertada elección de su próxima tarea, que será algo de gran trascendencia. Después, y una vez elegida, el siguiente reto será llegar a hacerla bien, algo que igualmente es de suma importancia. Pero repito, no se debe de olvidar que, elegir y hacer bien, no es más que una parte de la cuestión, ya que, en productividad, hay más factores que se deberán tener en cuenta. Leer más