Entradas

¿Tienes muchos problemas que resolver en tu trabajo, o tu problema es gestionarlos bien?

Tener problemas que resolver constantemente en tu trabajo no es algo extraño; es más, se podría decir que es la norma que, casi, impera hoy en día, en cualquier puesto de trabajo. Si te das cuenta de que el trabajo se te acumula y de que sientes que no puedes con todo, tal vez no se trate de que tengas muchos problemas sino de que, en realidad, tienes tan solo un problema; gestionar bien tu trabajo.

Cuando eres consciente de que el trabajo se te está acumulando porque no puedes dar salida a todo lo que te entra cada día, deberías preguntarte si el problema radica en tu propio trabajo o si, tal vez, deberías buscar su origen desde otro punto de vista. Leer más

La procrastinación o cuando tenemos alguna obligación que hacer y miramos para otro lado

Sí.  A todos nos ha pasado alguna vez, a unos con más frecuencia que a otros, que o bien nos hemos comprometido con alguna obligación o nos hemos propuesto hacer algo, pero el día de comenzar a hacerlo no termina por llegar. O, en caso de llegar, nuestra mente inventa mil excusas y mira hacia otro lado con tal de eludir el compromiso contraído, de modo que posponemos su comienzo de manera irracional.

Me refiero a esa meta que te pusiste, pero que dejaste pasar porque, cuando te acordabas de ella, nunca te encontrabas con la motivación necesaria para comenzar. O a esa dieta que sabías que te convenía realizar pero que, como el verano todavía estaba lejos, la ibas posponiendo de modo que, al final, pasó el verano sin que la hubieras comenzado. O, también, aquel proyecto que te llegó hace bastante tiempo, y que esta vez sí lo vas a comenzar de inmediato, corriendo, con prisas y seguramente haciéndolo peor, porque tiene que estar entregado para mañana.

Doloroso es el tiempo que entre dudas se pasa” Seneca. Leer más

En tu trabajo, deja de jugar al despiste y actúa de una vez por todas

Cada vez que llega a nuestra mesa de trabajo, por el medio que sea, alguna cosa difícil o que no sabemos cómo resolver, solemos jugar con ella al despiste. Es decir, ponemos cara de póker y tratamos de apartarla de nuestra mente  como si, con esa artimaña, lo que nos ha llegado perdiera fuerza o importancia y, no la atendemos ni cómo ni cuándo deberíamos hacerlo, tal que si este hecho no tuviera consecuencias.

Actuamos como el avestruz, que esconde la cabeza en un agujero para ignorar el peligro. Aunque esta manera de obrar, la del avestruz, es un mito muy extendido pero falso, en nuestro actuar diario la llevamos a cabo en numerosas ocasiones. Leer más

¿Escuchas música mientras trabajas?, ¿te ayuda o te distrae?

En más de una ocasión cuando imparto formación o seminarios de GTD o productividad personal, me han hecho la misma pregunta. ¿Puedo usar auriculares para escuchar música para de esta manera desconectarme de mi entorno y trabajar con menos distracciones y de forma más productiva? Leer más

El puzle de los objetivos del equipo

Recientemente nos ha contratado una pequeña consultora  cuyo equipo está integrado por quince especialistas en distintas disciplinas relacionadas con el mundo de la empresa. Son un equipo motivado, joven, con buenos resultados, conscientes que necesitan dar un giro a su forma de trabajar. El reto es dar un salto tanto en la cifra de negocio como en la calidad del servicio que prestan; a ello añadimos el objetivo de salir a una hora “decente” de la oficina y empezar a hacer realidad aquello de compatibilizar la vida laboral con la personal. Leer más