Entradas

¿Cómo podemos elegir bien nuestra próxima tarea?

Si realmente queremos ser productivos y efectivos, pero con mayúsculas, será fundamental saber elegir bien nuestra próxima tarea. Esto es así de modo que la elección de lo siguiente que vayamos a llevar a cabo, y aunque no seamos conscientes de ello, es determinante y está directamente relacionada con nuestra efectividad.

Lo que elijamos hacer o no hacer cada vez que hayamos terminado algo o queramos empezar con una cosa nueva, resulta decisivo a la hora de que nuestra opción sea más o menos productiva para nosotros y/o nuestros intereses.

Decidir bien qué hacer significa elegir con éxito una tarea, de entre todas las que nos esperan y que, en el momento concreto de la elección, sea la que mejor puedo hacer de entre todas. Si además a esto le añadimos la perspectiva, o sea, si sabemos las consecuencias de llevarla a cabo, y si la tarea está alineada con nuestros proyectos, áreas de responsabilidad u objetivos, estaremos en la cima de la productividad. Leer más

¿Qué ocurre cuando gestionamos las tareas desde la bandeja de entrada del correo electrónico?

No son pocas las personas que utilizan la bandeja de entrada de su herramienta de gestión del correo electrónico como gestor de tareas. Abres el correo, ves que tienes 20 mensajes nuevos, pero también sabes que tienes correos pendientes de trabajar desde hace días. Incluso, podríamos decir sin equivocarnos que puede que los tengas desde hace varias semanas. Están ahí pendientes de que te decidas a hacer algo con ellos y, por tanto, dando vueltas en tu cabeza y en tu psique.

Estarán en la bandeja de entrada  como algo pendiente, pero despistados y perdidos hasta que te decidas a meterles mano, y es muy probable que no lo hagas hasta que te explote uno en las narices, en forma de urgencia inaplazable, y lo tengas que tomar como a los toros, por los cuernos. Leer más

¿Por qué no funciona la lista única de tareas pendientes?

Un error muy grave a mi entender, a la hora de gestionar la productividad personal de cada uno, es el mal uso que hace la mayoría de las personas de la lista única de tareas.

En cada seminario que imparto, detecto de manera recurrente dos graves errores a la hora de gestionar nuestro trabajo y nuestra vida: o bien no se usa ningún tipo de lista para gestionar nuestras cosas pendientes de completar, o se usa una única lista donde se deposita, sin más, todo o parte de lo que ha pasado por nuestra cabeza como un compromiso incompleto. Leer más

La lista de proyectos y la importancia de definir la primera acción ¿Cómo gestionas tú los proyectos?

En GTD cambian el nombre y significado de varios conceptos e ideas. Entre ellos se encuentran los llamados proyectos. Para los que no conocen este método, un proyecto no es más que una cuestión abierta y pendiente que requiere más de una acción para ser completado.

Para muchas personas, un fallo en la vieja impresora del departamento no es más que “una tarea que ya haré más tarde cuando tenga tiempo”. Y que como nunca lo tengo, se quedará ahí, probablemente sin hacer nada. Leer más

Trocear o morir atragantado

Uno de los motivos de baja productividad y alta insatisfacción que nos encontramos habitualmente en los profesionales con los que trabajamos es la incorrecta planificación de la actividad diaria. Me explico con un ejemplo que no tiene nada que ver pero que me sirve para ilustrar este artículo: si yo quiero comer jamón, como una loncha y luego otra y así sucesivamente. No me como un jamón de un bocado porque me puedo atragantar y morir ahogado. Leer más