Entradas

Por qué no somos tan productivos como nos gusta creer

Seguro que consideras que eres un buen profesional y, desde luego, es fácil que así sea. No tengo ninguna duda de que tus capacidades y tus competencias son las adecuadas y, tal vez, más que suficientes para el puesto de trabajo que ocupas, pero, ¿son tus resultados y tu productividad los que deseas?

Estoy seguro de que trabajas muy duro, de que dentro de tu cabeza ronda siempre la idea de hacer más; te gustaría poder resolver más rápidamente las cosas pendientes de hacer, y tampoco tengo duda de que, a menudo, te quedas haciendo horas extras para poder reducir tu excesiva carga de trabajo, pero, ¿piensas que todo esto significa realmente que tu productividad esté siendo la adecuada? Leer más

Unos consejos para controlar el estrés que te pueda ocasionar el trabajo

El estrés laboral o profesional es uno de los mayores enemigos de la productividad, del rendimiento, incluso de las buenas relaciones entre compañeros y colegas pero, sobre todo, es un gran enemigo de la salud. Para evitarlo, o tratar de que te afecte lo menos posible, deberías de conocer a tu enemigo y, al menos, identificar las principales razones por las que éste puede aparecer en tu vida.

El estrés que puedes sufrir en tu trabajo, que es el que en este blog nos interesa, es un tipo de estrés propio de las sociedades industrializadas y es un problema que se viene agravando, y extendiendo, año tras año. Leer más

Desconectar y disfrutar de las vacaciones también forma parte del trabajo. Algunas ideas para lograrlo

Desconectar del trabajo y de las obligaciones profesionales no es algo fácil en la actualidad, pues estamos tan sobrecargados de compromisos por completar que, ni en los momentos de descanso, es posible olvidarse de ellos. Resulta demasiado fácil, y puede ocurrir recurrentemente, que la mente vuele para reencontrarse con las facturas, los proyectos, los clientes y los problemas cotidianos que se habían dejado supuestamente atrás, a pesar de que nos encontremos en la playa más paradisíaca, o en la montaña más hermosa, tratando de disfrutar de unas merecidas y reparadoras vacaciones.

Las rutinas diarias llegan a calar con tanta profundidad y el trabajo diario exige tal nivel de esfuerzo y dedicación, que la mente ha aprendido e, incluso, somatizado, vivir con los problemas laborales las 24 horas del día, lo que hace difícil, si no imposible en demasiados casos, la desconexión real con el trabajo y las obligaciones laborales. Leer más

¿Tienes muchos problemas que resolver en tu trabajo, o tu problema es gestionarlos bien?

Tener problemas que resolver constantemente en tu trabajo no es algo extraño; es más, se podría decir que es la norma que, casi, impera hoy en día, en cualquier puesto de trabajo. Si te das cuenta de que el trabajo se te acumula y de que sientes que no puedes con todo, tal vez no se trate de que tengas muchos problemas sino de que, en realidad, tienes tan solo un problema; gestionar bien tu trabajo.

Cuando eres consciente de que el trabajo se te está acumulando porque no puedes dar salida a todo lo que te entra cada día, deberías preguntarte si el problema radica en tu propio trabajo o si, tal vez, deberías buscar su origen desde otro punto de vista. Leer más

Los costes invisibles del presentismo laboral para la productividad y los resultados de las organizaciones

Debería ser conocido por todo el mundo que el presentismo laboral representa un coste importante y que afecta a la productividad y a la cuenta de resultados de las empresas.

Tampoco es casualidad que, en los países con peores índices de productividad, este fenómeno tenga una manifestación relativamente importante en las organizaciones, mientras que en los países más productivos su incidencia es mucho menor.

El presentismo laboral se da cuando una persona se ve obligada a acudir a trabajar, bien porque ella así lo cree necesario o bien a imposición de sus superiores, aunque la persona sea consciente de que no está en condiciones de hacerlo. Leer más