Entradas

Algunas ideas para relacionarte mejor y más productivamente con tu ordenador

El ordenador es un  aparato de reciente incorporación a nuestras vidas. Bien, de acuerdo; hay personas sobre todo los jóvenes que lo conocen de toda la vida. Sin embargo, si miramos un poco hacia atrás, para la mayoría de las personas es un invento que lleva con nosotros más o menos 30 años.

En su corta historia, 30 años no son nada,  esta máquina que parecía tan asombrosa por la revolución que suponía ha evolucionado como pocas cosas a lo largo de toda la historia de la humanidad. Y como en casi todo, y en esta ocasión también se da, tiene aspectos positivos pero también los tiene negativos. Y la productividad, en esta ocasión, tampoco se salva de su influencia. Nos puede ayudar en nuestra efectividad a la hora de trabajar o puede convertirse, mejor dicho lo podemos convertir sin darnos cuenta, en un saboteador de nuestro bien hacer en el trabajo diario. Leer más

Unas ideas para cambiar si queremos ser más productivos en el trabajo

La productividad personal, al menos la de los españoles, es uno de los temas recurrentes pendientes de resolver por parte de nuestra sociedad. Para conseguir que nuestros profesionales sean más productivos en el trabajo  sin que para ello tengan que trabajar más horas, es preciso adoptar medidas y realizar cambios que permitan conseguir una mayor eficacia de las personas y, por tanto, de nuestras empresas. No debemos olvidar que la productividad de éstas viene determinada por la productividad de sus miembros.

Es imprescindible que nuestra manera de trabajar evolucione lo antes posible. Es necesario tener unos objetivos de cambio hacia una mayor productividad y eficacia, lo que dará como resultado beneficios tanto para la empresa como para sus integrantes.  Y, sin duda, una mayor calidad del trabajo realizado, mejores resultados, mejor ambiente laboral, menos estés, más tiempo libre así como un largo etcétera.

“Todos piensan en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo”. Alexei Tolstoi Leer más

A qué hora somos más productivos. ¿Tenemos claro cómo este concepto influye en nuestro trabajo?

Cualquier hora a lo largo del día o de la noche no son iguales  a la hora de desarrollar un trabajo y ser productivo.  Da  lo mismo que seas estudiante, ingeniero, médico, delineante, abogado o administrativo. Si eres trabajador del conocimiento, debes conocer tus horas óptimas para trabajar, y en función de ello gestionar y decidir qué tareas vas a completar.

Hay personas que tienen muy claro cuáles son sus mejores horas para trabajar y las aprovechan de manera especial. También hay personas que nunca se han parado a pensar en ello. La  diferencia más clara entre estos dos tipos de persona la encontramos en relación con su productividad. Las personas que saben cuáles son sus horas buenas, si las aprovechan, serán mucho más productivas que las que ignoran esta circunstancia. Leer más

¿Es, acaso, posible trabajar muchas menos horas y ser más productivos?

Siempre hemos creído, y lo seguimos teniendo asumido, que un buen trabajador debe tener capacidad para trabajar muchas horas y rendir lo máximo. Es más, en la cultura de nuestro país está muy arraigado, sobre todo en la parte alta del organigrama de las empresas, que trabajar horas extras es sinónimo de buen trabajador.

En mis seminarios, cuando facilito formación sobre productividad personal, siempre insisto en que trabajar muchas horas nos hace pagar un precio muy alto en comparación con los resultados que obtenemos por ellas. Influye en nuestro descanso, en nuestro sueño, en nuestro ocio y sobre todo en nuestras relaciones sociales pero, sobre todo, con nuestra familia. Leer más

Nuestra productividad tiene más que ver con por qué y cómo hacemos el trabajo que con qué es lo que hacemos

Si pensamos solo en hacer, es muy probable que nuestra productividad se vea resentida porque caeremos sin remisión en uno de los errores más recurrentes que observo entre mis clientes. Piensan que son productivos porque hacen muchas cosas, porque    se quitan de encima muchos marrones, porque hacen, hacen y hacen.

Hacer es necesario pero puede llevarnos a recorrer un corto y poco efectivo camino si lo que se hace no tiene un fin claro y bien definido. Ya lo decía Stephen R. Covey en su magistral libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”: Se debe hacer con un fin en la mente. Leer más