La Productividad Personal va a ser una competencia cada vez más demandada por las empresas

La jornada laboral de muchos profesionales y directivos  se podría resumir hoy en día en: “atender urgencias, apagar fuegos, responder correos electrónicos, lidiar con constantes interrupciones y asistir a una reunión tras otra”. Para casi todos, lo realmente difícil es cumplir con su planificación y con sus compromisos, por lo que constantemente llegan a casa con la sensación “de no haber hecho nada o casi nada”.

Todo esto afecta a sus resultados como profesional y a sus relaciones personales, provocando una sensación de impotencia, incapacidad, desánimo y desmotivación que afectan a todas las áreas de su vida.

El problema radica en que la naturaleza del trabajo ha cambiado y tratamos, en el mejor de los casos, de dar soluciones a problemas nuevos con técnicas obsoletas como la “gestión del tiempo”. Sin embargo, debemos adaptarnos al trabajo moderno con técnicas del siglo XXI.

La metodología GTD (Getting Things Done) aglutina esas técnicas de una manera sencilla y muy eficaz. Te va a permitir trabajar orientado plenamente focalizándote a través de sus seis horizontes de perspectiva. Te permitirá controlar el flujo de trabajo diario a través de cinco principios de actividad. Lograrás planificar de manera natural todos tus proyectos,  metas y objetivos.

PRODCUTIVIDAD