Educación

La productividad personal es una competencia imprescindible y cada vez más demandada en el ámbito empresarial. Se identifica como necesaria solamente cuando se piensa en el trabajo. No nos damos cuenta de que antes de llegar a ser trabajador, toda persona ha pasado previamente por una etapa primordial en su vida, como es la del aprendizaje.

El estudiar, sea cual sea su nivel: bachiller, formación profesional o universidad, es ya de por sí un trabajo, y como tal, debe ser realizado de la manera más productiva y eficaz posible.

La educación, la formación en productividad, el adquirir hábitos que ayuden a realizar mejor el trabajo, debe empezar en toda persona lo antes posible. De este modo los estudiantes podrán aprovechar técnicas productivas desde edades tempranas que sin duda redundarán en un mejor expediente académico.