Celebremos con productividad el número 207

¿Cómo?, ¿el número 207 y la productividad?, ¿De qué se trata? ¿De una nueva técnica?, ¿De un nuevo concepto o idea a tener en cuenta?

Nada de eso; simplemente que ésta es la publicación número 207 en este blog de productividad y efectividad personal, y que creo que rebasar el número de 200 artículos es un hito como para que merezca la pena hacer una pequeña reseña, un pequeño repaso a lo publicado y también, cómo no, pensar en el futuro del blog.

Tras un giro radical a mi vida profesional y pese a haber comenzado hacia el año 2007 en este mundo de la facilitación de competencias en productividad a directivos y profesionales tratando, desde entonces, de ayudarles en la mejora de la gestión de sus compromisos, no fue hasta el 2012 cuando me decidí a dar un paso, que creo que fue decisivo y muy importante, que me llevó a empezar a publicar mis ideas, conocimientos y experiencias en este blog.

Se dice pronto y parece que no ha costado trabajo, pero el haber llegado a esa cifra ha requerido algo más que una buena dosis de perseverancia, empeño y trabajo. Ha sido duro en muchas ocasiones por diversas circunstancias y, para lograrlo, he necesitado aplicar punto por punto todos los principios productivos que he ido aprendiendo desde que me introduje en este mundo de la efectividad.

Más difícil que abrir una tienda para comerciar es mantenerla abierta”. Proverbio chino.

La conveniencia o la necesidad de publicar en un blog, apareció delante de mis ojos en una revisión en profundidad de mis diferentes niveles de perspectiva. Me propuse lograr ciertos resultados como un objetivo a largo plazo, y esta visión me llevó, entre otros destinos, directamente a la creación de este blog. Una vez identificado a dónde quería llegar, seguí el proceso que explico en mis seminarios hasta convertir ese deseo a unos años vista en tareas concretas, algunas de las cuales ya se han convertido en puras rutinas.

Los comienzos siempre son difíciles y en esto de escribir también; los miedos, la inexperiencia, la falta de compromiso para ponerse a escribir, los condicionamientos mentales y las falsas creencias, fueron enemigos que durante unos cuantos meses lastraron y dificultaron este trabajo. Pero bueno, como ya conocéis los que me leéis habitualmente, los hábitos se adquieren, los miedos se vencen y los proyectos, una vez que piensas sobre ellos, son mucho más fácilmente realizables si los has transformado en tareas que sean accionables.

El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización” Jean-Pierre Sergent.

Durante este tiempo he tratado de dar un poco más de luz a mis lectores y seguidores, y he intentado aportar mis experiencias y conocimientos en esta competencia transversal, tan necesaria hoy en día, aunque denostada todavía por muchos, como es la productividad y efectividad de las personas.

Como os he dicho al principio, para a hacer un pequeño repaso al contenido del blog, qué mejor manera que poneros los 30 artículos más leídos con su correspondiente enlace, por si queréis dar un repaso al post o, si no lo habéis leído, para tengáis la oportunidad de hacerlo.

A continuación, los pongo sin ningún orden predefinido:

  1. ¿Cómo es el perfil de una persona productiva?  
  2. El método Kanban es un buen modo de gestionar tus proyectos   
  3. Los “gurupollas” que circulan por las redes sociales  
  4. Estamos rodeados de incompetencia
  5. Dormir y descansar bien: Un hábito muchas veces olvidado pero esencial para ser productivo
  6. El poder del elogio en el entorno laboral  
  7. ¿Escuchas música mientras trabajas?, ¿te ayuda o te distrae?
  8. La importancia de la atención plena para ser productivo
  9. ¿Cómo es el perfil de una persona poco productiva?, ¿con cuántas de estas características te identificas?  
  10. La actitud de muchas empresas; como las vacas mirando pasar el tren  
  11. Objetivos: Cómo empezar cuando no sabes qué hacer  
  12. Ausentismo Presencial, un problema muy real para nuestra productividad y la de los demás
  13. Nuestras creencias determinan nuestra actitud y éstas influyen en nuestra productividad y efectividad
  14. Hábitos y autodisciplina: El Camino hacia el Éxito
  15. El e-mail, las interrupciones, las reuniones, ¿pero cuándo trabajamos?   
  16. La importancia de los checklist para la productividad y para nuestra vida   
  17. ¿Pensar en tu trabajo o pensar sobre tu trabajo? He ahí la cuestión    
  18. Hablemos claro sobre el efecto que tienen las interrupciones en tu productividad y en tu trabajo  
  19. Usa bien la agenda y será una gran ayuda. Úsala mal y será una tortura   
  20. Por qué debemos confeccionar listas de tareas  
  21. A vueltas con la falsa creencia sobre la necesidad de una buena gestión del tiempo  
  22. También hay jefes improductivos y saboteadores del trabajo de los demás  
  23. Vivir en un mundo VUCA, ¿cómo afecta a tu trabajo?, ¿qué vas a tener que cambiar para adaptarte a él?    
  24. Reuniones productivas y la necesaria satisfacción de las necesidades del grupo   
  25. Las interrupciones; esa situación que nos molesta, que nos hace daño y tanto dinero nos cuesta   
  26. El secreto para ser feliz en el trabajo. Buscar el equilibrio y alcanzar el flujo  
  27. Los horarios de trabajo que tenemos ¿son racionales?, ¿ayudan a nuestra productividad y efectividad?   
  28. La importancia de gestionar correctamente nuestra atención   
  29. ¿Me va a costar mucho tiempo ser productivo? Esta no es la pregunta correcta  
  30. ¿Somos tan proactivos como afirmamos y nos creemos?

En cuanto al futuro del blog, dependerá solamente de vosotros, ya que siempre que tenga lectores y si no hay motivos de fuerza mayor que lo impidan, seguiré escribiendo.

La verdad es que he llegado a un punto en el que las ideas nuevas cuesta encontrarlas cada vez más; démonos cuenta de que al final la temática de productividad es relativamente escueta y, de lo que estoy seguro, es de que no voy a abrir mi horizonte a otros temas que dispersen la finalidad del blog, salvo que vea un tema que tenga una relación directa con la productividad y efectividad de las personas.

El talento es algo bastante corriente. No escasea la inteligencia, sino la constancia” Doris Lessing.

De momento, continuaré dando la tabarra. La regularidad de un artículo por semana creo que por ahora sigue siendo asequible, aunque a veces resulte complicado al tener que estar varios días fuera de mi despacho impartiendo seminarios. Como he comentado al principio, se requiere una buena dosis de perseverancia, empeño y trabajo, además de cierta disciplina y algo de fuerza de voluntad, pero temas y cosas que decir las tengo y las seguiré buscando.

Sólo agraceros a todos por seguir leyéndome y en especial a esos lectores fieles que sé que me siguen desde hace tiempo.

 

 

José Ignacio Azkue

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *